Los electrodomésticos son de gran ayuda en nuestro día a día, sin embargo no siempre nos dan los resultados que queremos en el tiempo que queremos. ¿Cuántas veces te ha pasado que necesitabas una prenda seca y no tenías tiempo suficiente para poner la secadora? Además, es uno de los aparatos en la casa que más electricidad consumes, algo que se nota en el bolsillo a final de mes.

En el siguiente artículo te explicaremos cómo secar la ropa sin secadora con algunos pequeños trucos para que puedas ahorrarte tiempo y dinero en la tarea de secar la ropa.

Seca la ropa con una toalla

Uno de los trucos de emergencia más usados para secar la ropa es el de la toalla. Es muy simple y efectivo, por lo que te puede ahorrar mucho tiempo y dinero. Esta técnica consiste en extender una toalla grande -y seca- en una superficie plana y después pon encima de la toalla la prenda que quieras secar. Con este truco haremos que el exceso de agua que hay en la prenda pase a la toalla, por lo que cuanto más gruesa y absorbente sea esta mejor funcionará.

Una vez hayas puesto la prenda encima de la toalla, sin que sobresalga por los lado, empieza a enrollarla con fuerza dejando la prenda en el interior. Si lo enrollas bien debería quedarte una especie de tronco, un cilindro con forma de espiral en los dos lados. Retuércela con fuerza, hacia un lado y hacia otro, y si ves que la toalla está muy mojada cámbiala por otra y haz el mismo proceso, de esta forma podrán absorber el máximo de agua posible.

Esta es una gran forma de secar la ropa sin secadora, sobretodo porque facilita el secado en las prendas grandes que de otra manera tardarían mucho tiempo en quitar el agua sobrante

La vieja solución: al aire libre

Colgar la ropa mojada en el exterior es lo que se ha hecho toda la vida antes de la aparición de las lavadoras. A día de hoy sigue siendo la mejor forma para mantener nuestras prendas en buen estado y que nos duren mucho más tiempo.

A continuación te daremos una serie de consejos para que cuando cuelgues la ropa para secarse lo haga más rápido:

  • Deja suficiente espacio entre prenda y prenda para que el aire pueda circular.
  • Si no tienes salida al exterior o balcón puedes colgar la ropa en las cortinas del baño.
  • Los mejores sitios para colgar la ropa y que se sequen más rápido son los que están cerca de una fuente de calor como los conductos de la calefacción o un sitio soleado.
  • Gira las prendas antes de colgarlas al aire libre ya que los rayos del sol puede descolorir sus colores.

El truco del radiador

Ni todos los climas permiten secar la ropa en el exterior ni en todas las épocas del año puede ser lo más recomendable. En los meses de invierno, que suelen ser los más lluviosos y cuando encendemos la calefacción, podemos aprovecharnos de esa fuente de calor para secar la ropa sin secadora.

Para secar la ropa simplemente debes ponerla cerca del radiador, y decimos cerca porque jamás debes ponerla encima. Si la pones antes de ir a dormir cuando te levantes por la mañana ya estará la ropa seca y lista para usar, además que te habrá perfumado la casa con aroma a ropa limpia.

Otro pequeño truco que acelerará los tiempos de secado es poner un deshumificador en esa habitación para que capte el exceso de humedad en el aire.

Realizado por CLMTIC

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies