Lo clásico nunca pasa de moda. Esto también aplica para los suelos de madera, su aspecto le da un toque elegante y acogedor a toda casa, además de ser una textura muy versátil que se adapta a varios estilos decorativos. Sin embargo, por más elegante y anacrónico que sea tener un suelo de madera, si no se cuida y limpia con mucho cuidado y frecuencia, tenerlo, puede convertirse en un gran problema.

Los suelos de madera son propensos a rayarse, mancharse, inflarse y tener todo tipo de daños al estar expuestos a la humedad, muebles o al agua.

Alargar la vida del suelo de madera

Si quieres alargar la vida de tus suelos de madera manteniéndolos siempre relucientes con ese estilo único que los caracteriza te recomendamos seguir y aplicar estos consejos de limpieza a diario.

Barre todos los días
Aunque es recomendable hacerlo sin importar el tipo de suelo que tengas, en los suelos de madera es especialmente importante barrer constantemente. La suciedad, restos de comida, polvo y demás partículas se incrustan día a día es las pequeñas hendiduras o huecos que quedan entre las distintas tablas de madera. Aunque esto no necesariamente tenga un mal aspecto o haga que tu casa se vea sucia sí te puede traer muchos problemas de alergias, bacterias y afectar la vida útil de la madera, deteriorándola.

Aspira las tablas de madera

Contrario a lo que muchos piensan, la aspiradora no es solo para las alfombras y textiles. Puedes utilizar la aspiradora de tu casa para eliminar el polvo incrustado en las hendiduras de la madera. Aunque las pequeñas partículas de polvo y migajas no parezcan un gran problema porque no se ven, pueden terminar carcomiendo la madera y dañando permanentemente tu suelo.

Encera la superficie
Eso, básicamente. La mejor forma de que un suelo de madera se mantenga limpio es encerándolo con cierta frecuencia. Eso sí, es importante que sepas qué tipo de suelo de madera tienes antes de aplicar la cera, ya que existen algunos que ya tienen la madera sellada y en estos casos solo hará falta que lo friegues como lo has hecho durante toda la vida: con agua.

Limpieza preventiva

– Para evitar que la madera se raye al mover los muebles, puedes colocar plástico en las patas de las mesas o en las bases de tus muebles y sofás.
– Evita utilizar zapatos dentro de casa o directamente prohíbe su uso. Esto además de prevenir que tu suelo de madera se dañe, evitará que entre el polvo de la calle y tu casa estará limpia más tiempo.
– No esperes al limpiar. Si se derrama algún tipo de líquido o comida límpialo inmediatamente. Si dejas que la madera absorba líquidos, especialmente si son manchas de vino tinto, tu madera se hinchará y generará problemas.

01-split